Piedra caliza como aditivo alimentario